Tés

 

En Spicytea disponemos de una gran variedad de Tés  (blanco, verde, oolong, rojo y negro) tanto puros como aromatizados, rooibos y tisanas.  Todos ellos procedientes de las mejores zonas productoras de té del mundo: China, Japón, India, Sri Lanka…. Y elaborados con productos 100% naturales.

 

Nuestra filosofía en cuanto a los tés, rooibos y tisanas siempre es la CALIDAD.

 

Importante todos nuestros tés son SIN GLUTEN.

 

 

Origen del té

El té es la bebida más antigua del mundo hecha por el hombre, pero sus orígenes exactos se pierden en las brumas de los tiempos. Existen varias leyendas que explican el origen del té, pero la más conocida es la leyenda china.

 

Según esta leyenda, el té fue descubierto por mera casualidad por el emperador Shen-Nung unos 3.000 años antes de Cristo. Este emperador tenía una olla de agua caliente que hervía a borbotones y un fuerte viento se levantó y sopló varias hojas al caldero con el agua. El agua se tiñó de un color dorado y un perfume delicioso emanó del caldero. El emperador probó la bebida y le encantaron tanto el perfume como el sabor delicioso. Dándose cuenta en seguida del efecto agradable y estimulante, al emperador se le escapó el grito: “T’sa”, lo cual viene a significar “lo divino”. Hasta el día de hoy, en chino se le llama “cha” al té.

 

Actualmente, el té es la segunda bebida más popular del mundo, después del agua. Se estima que diariamente se beben entre 1,8 y 2 billones de tazas de té.

Tipos y propiedades del té

Existen diversos tipos de té: blanco, verde, Oolong, rojo (PU-ERH) y negro. Todos ellos proceden de la misma planta Camellia Sinensis, la diferencia entre ellos es el proceso de elaboración y en particular el tiempo de fermentación (ver Tabla).

 

El principio activo del té es la teína, un alcaloide que actúa sobre el sistema nervioso. El té se caracteriza por el gran contenido en antioxidantes y también es un alimento rico en Vitamina K, B2, magnesio, zinc, potasio, flúor, fibra, calcio, hierro, proteínas, yodo, carbohidratos, sodio, trazas de vitamina A, B1, B3, B5, B6, B9, C, E y fósforo.

 

Para beneficiarse de las propiedades del té, los doctores recomiendan el consumo de 3-4 tazas de té diarias, del que te guste. Un exceso de té, como de cualquier producto,  puede tener efectos perjudiciales para la salud.

 

Todo ello hace que al té se le hayan asignado un gran número de propiedades:

 

Té Blanco

(No fermentado)

 

Es el mayor antioxidante presente en la naturaleza

 

Mejora la concentración

Protege de enfermedades cardiovasculares

Té Verde

(No fermentado)

 

Digestivo

Diurético

Regulador del colesterol.

Mejora los niveles de azúcar

Anti-envejecimiento

Contiene vitaminas A, C y E

Té Oolong

(Semifermentado)

 

Protege el sistema cardiovascular

 

Reduce la hipertensión arterial

 

Previene caries

Té Negro

(Fermentado)

 

Estimulante

Alivia la fatiga

Antioxidante

Ayuda a combatir insolaciones

Astringente (ideal para diarreas)

Té Rojo(PU-ERH)

(Fermentado)

 

Ayuda a adelgazar

(“quemagrasas”)

Desintoxica

Depura.

Refuerza el sistema inmunitario.